Noticias

Vitamina D: Alternativas al sol

publisher

Lucia

La vitamina D es muy importante para los niños, ya que ayuda al cuerpo a absorber el calcio y, por lo tanto, a mantener los huesos en crecimiento. Sabemos que en condiciones normales la radiación solar les provee de esa vitamina D cuando la piel se expone directamente, pero ahora, con el fuerte calor, los riesgos de quemaduras y futuras dolencias dermatológicas pueden obligarnos a mentenerlos a cubierto, dice Mundo Deportivo.
Si pasamos mucho tiempo en casa y no salimos al aire libre, a largo plazo podemos tener una deficiencia de esta vitamina en el organismo, lo que puede desembocar en casos de osteoporosis o raquitismo en el caso de los niños.
Sin embargo, no es absolutamente necesario pasar horas y horas tomando el sol. Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), basta con exponer la cara y los brazos al sol durante unos 15 minutos al día, por ejemplo, en una ventana o balcón. Eso sí, debemos evitar las horas de más calor para no dañar la delicada piel infantil.
Si aún así, ya sea por el confinamiento o por otras razones no podemos garantizar esta exposición al sol diaria, podemos obtener la vitamina D por otros medios.
Lo más efectivo es incluir en nuestra dieta alimentos ricos en vitamina D. Entre estos alimentos, el mejor es el pescado azul o graso.
Tal y como explican desde el Instituto Nacional de Salud de Estados Unidos, la carne de los pescados grasos (como la trucha, el salmón, el atún y la caballa) y los aceites de hígado de pescado se encuentran entre las mejores fuentes de vitamina D.
El hígado de res, el queso y las yemas de huevo tienen pequeñas cantidades de vitamina D, principalmente en forma de vitamina D3.
También los hongos son una importante fuente de este micronutriente en cantidades variables.
Una última opción son los alimentos fortificados, como zumo de naranja, leche de soja, cereales y algunos productos lácteos que cuentan con dosis de esta vitamina de forma adicional.
Suplementos de vitaminas
Obtener suficiente vitamina D solamente de fuentes alimentarias puede ser difícil. De hecho, solo el 20% de esta vitamina se consigue a través de la alimentación, ya que el 80% restante procede de las radiaciones.
En consecuencia, algunas personas posiblemente necesiten tomar un suplemento de esta vitamina. En estos casos, antes de tomar el suplemento debemos consultar con el medico o un especialista.
Photo: © Ashashyou / wikimedia

Comentarios

Deja una respuesta