Noticias

Niños con talento: Cómo apoyarlos

publisher

Lucia

En la observación de tu niña o niño desde bebés podrás detectar si sufre algún tipo de retraso en su desarrollo, pero también todo lo contrario, si está superdotado o tienen un talento natural para la música, el arte, las matemáticas o el deporte... ¿Qué puedes hacer en este último caso?
Responden desde Bebés y Más.
En este artículo conoceremos los cuatro tipos de talentos que existen (como veremos, de ellos pueden derivarse otros), cuáles son sus características y cómo potenciar el talento en los niños.
Es importante saber, eso sí, que a todos los niños se les da bien algo, pero que en este caso hablamos de una habilidad innata muy concreta, a través de la cual los niños sobresalen especialmente en un ámbito específico.
Por lo tanto, todos los niños destacan y son buenos en algo, pero no todos los niños tienen un talento específico, y está bien, ya que el talento es una habilidad extraordinaria.
El talento puede definirse como una actitud o una capacidad para desempeñar o ejercer una cierta actividad.
El talento se vincula, aunque no solo, a la inteligencia y a la creatividad. Se suele entender también como una habilidad innata, aunque el talento también se puede entrenar y mejorar.
Los niños con un talento determinado muestran un alto rendimiento o una destreza en una determinada área del conocimiento, habilidad o conducta específica (por ejemplo: las matemáticas, la lectura, las habilidades sociales, el arte, las ciencias, etc.).
Así, son niños "expertos" en algo, quienes además muestran esa habilidad de forma natural e innata.
Pero, ¿qué tipos de talento existen?
Los niños con algún talento son "expertos" en una determinada área del conocimiento; esta puede ser las matemáticas, la música, el deporte...
Según un artículo de C. Sánchez López encontramos cuatro tipos de talento:
1) Talento creativo
Los niños con un talento creativo destacan por poseer grandes habilidades a la hora de solucionar problemas inusuales. Esto es independientemente del rendimiento que puedan mostrar en una área determinada.
Son niños con un pensamiento divergente, un tipo de pensamiento que les permite generar ideas creativas a través de la exploración de muchas posibles soluciones a un mismo problema.
Los niños con talento creativo ponen en juego sus habilidades explorando cuestiones de tipo hipotético; para ello, generan una amplia variedad de posibles respuestas a situaciones (reales o imaginarias) y perciben relaciones entre las ideas de forma ágil.
2) Talento social
Otro de los tipos de talento que podemos encontrar en la infancia es el talento social, también denominado capacidad de liderazgo. Hablamos de un talento complejo, ya que incluye diferentes capacidades:
    Capacidades intelectuales
    Pensamiento creativo
    Rasgos peculiares de la personalidad
Todo ello le permite al niño interactuar de forma especialmente eficaz con su grupo.
Según Genovard y Castelló (1990) los alumnos dotados de este talento presentan como característica más importante su "no preferencia por las actividades intelectuales clásicas".
Esto da pie a cierta inteligencia de tipo social. Hablamos de niños con carisma, que son respetados y seguidos por la mayoría.
3) Talento artístico-visual y representativo Este tipo de talentos conllevan en el niño destrezas relacionadas con la percepción, la representación y la ejecución artística. Eso es, tiene relación con artes como la fotografía, la pintura, las manualidades, la plástica, el teatro o la música.
Los niños con un talento de este tipo suelen seguir y perfeccionar sus intereses en ambientes fuera del contexto escolar.
Esto es así porque cuando, desde la escuela, se identifica a un alumno superdotado o talentoso, suelen ver la necesidad de realizar una adaptación de su currículo, y por ello dedican más a las áreas consideradas "más útiles", dejando a un lado todas las áreas relacionadas con el área artística.
Es por ello que estos niños normalmente tienen que acudir a otro lugar para satisfacer su deseo de cultivar su talento (por ejemplo, a cursos o escuelas especializadas, actividades extraescolares, etc.).
4) Talento psicomotor
Finalmente, los talentos psicomotores implican destrezas de tipo motriz, que se relacionan con ámbitos como el del deporte, la danza o el arte.
Este tipo de talento, aunque esté muy olvidado en el ámbito educativo en general, también es muy importante de poder cultivar si el niño así lo desea.
Photo: © Simedblack / pixabay

Comentarios

Deja una respuesta