Noticias

Cómo hacer que tus niños lean

publisher

Lucia

La lectura no solo abre las puertas a muchas aventuras: sirve para que tu hijo aprenda cosas nuevas, desarrolle el lenguaje, aumente el vocabulario y mejore muchas otras habilidades lingüísticas, leemos en la web de UNCEF. Los libros ofrecen también una oportunidad para reforzar los vínculos con tu hijo y disfrutar de la compañía mutua.
Establecer un ritual
El primer paso para conseguir que tu hijo disfrute de la lectura es incorporar los libros a su rutina diaria. Cuéntales un cuento por la noche antes de que se acuesten, o acostúmbrate a leer en el transporte público. Cuando estén juntos, eviten mirar el teléfono o la televisión:
¡nada debe distraer su atención!
Una de las claves para que tu hijo disfrute de la lectura es que haya libros en su entorno. Si es posible, intenta crear una biblioteca en casa. No es necesario esforzarse mucho para hacerlo: unos cuantos libros son más que suficientes.
También deberías consultar en tu biblioteca local si organizan sesiones de cuentos para niños. Son una gran oportunidad para que los niños disfruten de los libros,  al mismo tiempo que se relacionan con otros niños de su edad. También puedes considerar la posibilidad de crear un miniclub de lectura con tus amigos y sus hijos.
Un niño y una niña leen juntos
Etapas de la lectura
Aunque cada niño es diferente, hay varias etapas clave en el desarrollo de las habilidades lectoras:
Desde el nacimiento hasta los 18 meses
    El niño entiende frases sencillas
    El niño observa las imágenes e intenta pasar las páginas
    El niño imita el lenguaje
    Cuando tiene alrededor de 1 año, el niño puede pronunciar una o más palabras
De 18 meses a 3 años
        El niño tiene un vocabulario de 250-350 palabras a los 2 años y de 800-1.000 palabras a los 3 años
        Al niño le gusta que le lean libros conocidos
        El niño puede repetir frases de sus libros favoritos
        El niño imita las vocalizaciones del adulto
        El niño pide que le lean
De 3 a 5 años
        El niño reconoce las letras que le son familiares e intenta escribirlas
        El niño puede sostener un libro correctamente y pasar las páginas
        El niño puede identificar palabras que riman
        El niño puede formular frases con facilidad
        El niño adquiere conocimientos de los libros que se leen en voz alta
Photo: © Artem Podrez / Pexels

Comentarios

Deja una respuesta