Noticias

La consciencia en los recién nacidos

publisher

Lucia

A medida que conoce a su bebé, dicen los pediatras de la Academia Americana de Pediatría, pronto se dará cuenta de que hay momentos en los que está muy alerta y activo, momentos en los que está atento en vez de pasivo y momentos en los que está cansado e irritable.
 
Debe intentar programar sus actividades diarias para aprovechar los momentos en los que está "activo" y evitar prolongar demasiado los períodos en los que esté pasivo. Sin embargo, no los tome en cuenta en este programa. Estos supuestos estados de conciencia cambiarán dramáticamente en este primer mes.
 
En realidad existen seis estados de conciencia por los cuales su bebé pasa varias veces al día. Dos son estados de sueño; los otros son estados cuando despierto.
 
El estado 1 es un sueño profundo, cuando el bebé descansa tranquilo sin moverse y está relativamente inconsciente. Si usted sacude un sonajero con fuerza en su oído, posiblemente se agite un poco, pero no mucho.
Durante un sueño más ligero y activo (Estado 2), el mismo sonido la asustará y posiblemente lo despierte. Durante este sueño ligero, también puede ver los movimientos rápidos de sus ojos por debajo de sus párpados cerrados. Él alternará entre estos dos estados de sueño, pasando por cada uno de ellos a determinada hora. Algunas veces saldrá de estos estados de sueño cuando se le estimule de sobremanera y cuando esté físicamente cansado.
 
Cuando su bebé se despierte o empiece a quedarse dormido, pasará a la etapa 3. Sus ojos se harán hacia atrás bajo sus párpados y posiblemente se estire, bostece o levante sus brazos y piernas. Una vez que se despierta, pasará a uno de los tres estados restantes. Puede ser que se despierte, esté feliz y alerta pero relativamente sin movimiento (Estado 4). O bien, puede estar alerta, feliz y muy activo (Estado 5). O también, puede que llore y esté agitado (Estado 6).
 
Si usted agita un sonajero en el oído de su bebé cuando está feliz y alerta (Estado 4 y 5), probablemente se quede quieto y voltee su rostro para ver el origen de este extraño sonido. Este es el momento en el que parecerá más receptivo a usted y a la actividad a su alrededor y estará más atento y participará más en los juegos.
 
En general, es un error esperar mucha atención de un bebé que está llorando. En esos momentos, no es receptivo a nueva información o sensaciones; lo que desea es que usted lo consuele. El mismo sonajero que le encantaba cuando estaba feliz cinco minutos antes, solo lo irritará y hará que se sienta más molesto si está llorando. A medida que crece, algunas veces usted podrá distraerlo con un objeto atractivo o un sonido para que deje de llorar, pero en esta edad en la que es tan pequeño, la mejor manera de consolarlo usualmente es levantarlo y cargarlo.
 
A medida que el sistema nervioso de su bebé se desarrolla, empezará a establecer un patrón de llorar, dormir, comer y jugar que coincidirá con su propio programa diario Es posible que aún necesite comer cada tres o cuatro horas, pero al final del mes se despertará por período más largos durante el día y estará más alerta y receptivo en esos momentos.
 
Los estados de consciencia de su bebé
 
Estado 1: Sueño profundo
Duerme tranquilo sin moverse
 
Estado 2: Sueño ligero
Se mueve mientras duerme; se sobresalta con los ruidos
 
Estado 3: Somnolencia
Sus ojos se empiezan a cerrar; posiblemente adormilado
 
Estado 4: Bastante alerta
Los ojos bien abiertos, la cara radiante; el cuerpo quieto
 
Estado 5: Alerta y activo
Mueve activamente el rostro y el cuerpo
 
Estado 6: Llorar
Llora, quizás grita; el cuerpo se mueve en formas muy desorganizadas
 
Photo: © PXhere
 

Comentarios

Deja una respuesta