Noticias

Abuelas son decisivas para conservar nuestra lengua

publisher

Lucia

A partir de la segunda generación en familias migrantes, el idioma materno, el español, entra en declive. Es difícil que los niños lo practiquen cuando los medios de comunicación y la mayoría de sus compañeros de clase, usan el inglés. Sin embargo, nuestra lengua es nuestro tesoro, y puede ayudar a lograr el día de mañana mejores trabajos. BBC Mundo nos cuenta como la figura de los abuelos es decisiva para conservar el español.
Además del «factor abuela» existen algunos otros elementos que pueden explicar este fenómeno, como los patrones de residencia.
«Los puertorriqueños -y esto está documentado en Chicago y Nueva York- llegan a vivir a barrios donde ya hay un primo o un familiar y donde generalmente hay muchos afroamericanos. Entonces ellos están conviviendo con mucho idioma inglés», describe la profesora.
«Mientras que los mexicanos llegan a barrios donde la población es 99,99% mexicana. Entonces hay una concentración más fuerte de hablantes del español alrededor», añade.
Al ser consultada por el español entre los inmigrantes cubanos, Potowski analiza que hay una cuestión racial y socioeconómica.
«Aquellos que emigraron en la década de 1960 eran de clases socioeconómicas más altas y de piel más clara. Ellos suelen evaluar de manera más positiva su español que el de aquellos que llegaron más cerca en el tiempo y que suelen ser más pobres, con más influencia negra», opina.
«Se critica el español afro-latino porque lo habla una persona de esa comunidad», enfatiza.
También hay un factor educativo que afecta a la conservación del idioma español en la comunidad cubana.
«Me consta que en Miami las actitudes hacia la educación bilingüe no son muy favorables», asegura la especialista.
«Parece que la gente no tiene interés en que los niños en la escuela aprendan en español. Eso tiene fuertes implicaciones en la retención del idioma entre los cubanos. Entonces se pierde para la tercera generación con la misma rapidez que en el resto del país», afirma.
¿El factor abuela va a desaparecer?
Las terceras generaciones de aquellos migrantes de habla hispana que llegaron a Estados Unidos no suelen hablar español con la misma competencia que sus abuelos.
«El español se está perdiendo en las familias. Se lo digo a mis
estudiantes: ‘Cuando tú seas la abuela ¿qué vas a hacer? No vas a tener la capacidad que tenía tu abuela'», reflexiona Potowski.
Pero la profesora es optimista.
«Se pierde, pero se refresca con las nuevas olas (migratorias) que llegan y con las escuelas de inmersión dual (donde se enseñan la mayoría de las asignaturas en español o en otro idioma además del inglés). No son una varita mágica, pero ayudan mucho a que los estudiantes desarrollen capacidades», afirma Potowski.
La abuela Gloria destaca el valor de que los jóvenes hablen español.
«Yo entiendo que no es fácil hablar español. Yo estoy contenta con que hablen un poco y traten de mejorarlo, si pueden, para que ayuden a otros, porque saber más idiomas es un valor, mija», dice.
Ema destaca su rol de abuela más allá del idioma: «Espero que esto llegue a muchas personas, porque las abuelas tenemos mucha historia, historia en español».
Photo: © Pixnio

Comentarios

Deja una respuesta