Noticias

¿Se puede hacer algo para mitigar la fatiga ocular de nuestros niños?

publisher

Lucia

En el diario Gestión acudieron a una especialista para responder a la pregunta de cuánto es demasiado en el tiempo que los menores dedican a todo tipo de pantallas (TV, videojuegos, tablets, celulares...) y si hay alguna manera de evitar o mitigar la consiguiente fatiga ocular que puede generararles miopías y otros problemas visuales en la adolescencia.
La intromisión de las redes sociales en nuestra vida cotidiana tampoco ayuda. Pasamos unas dos horas al día comprobando nuestras cuentas de Facebook, Instagram y otras plataformas, y utilizamos WhatsApp de manera constante.
En promedio, el tiempo que pasan los niños frente a la pantalla se ha acelerado y en pocos años se triplicó.
"Las preocupaciones sobre el daño producido por pasar demasiado tiempo delante de la pantalla —sobre todo usando las redes sociales— se han extendido", le dice a la BBC Amy Orben, quien investiga los efectos de las redes sociales en las relaciones humanas para la Universidad de Oxford, en Reino Unido.
Pero ¿cuánto es demasiado tiempo? Establecer una cantidad saludable no es una tarea fácil", explica Orben.
Para la doctora en psicología experimental, definir una cantidad correcta de tiempo usando pantallas y redes sociales depende del "juicio personal" de cada cual, pues el efecto de lo digital es complejo, afirma.
En un estudio que Orben y sus colegas de la Universidad de Oxford elaboraron para Unicef , en el que examinaron a 120.000 jóvenes de 15 años en Reino Unido, encontraron que el aumento de las horas frente a la pantalla usando redes sociales y otras herramientas estaba vinculado a una mejora en el bienestar, "posiblemente porque refuerzan las amistades".
"Las tecnologías digitales parecen ser beneficiosas para las relaciones sociales de los niños (su bienestar mental), aunque el impacto en los niveles de actividad física es inconcluso".
Sustituir actividades vitales por estar pegado a la pantalla tampoco es bueno, asegura. Pero no hay una norma definida sobre dónde fijar el límite.
"El punto en el cual el uso de la tecnología pasa de tener un efecto positivo a uno negativo varía según cada categoría", dice Orben.
La psicóloga afirma que el tiempo frente a la pantalla podría compararse con la ingesta de azúcar: "En general, la gente coincide en que demasiado azúcar puede ser malo para la salud. Pero el efecto depende de otros factores, como el tipo de azúcar o la persona; lo mismo se aplica a las redes sociales".
"Por ahora tendremos que confiar en nuestros propios criterios para decidir cuánto tiempo las usamos (nosotros y nuestros hijos)".
Photo: © Annie Spratt / Unsplash

Comentarios

Deja una respuesta