Noticias

Cuando tus niños aprenden a leer antes que los demás

publisher

Lucia

Puede ocurrir que por diferentes circunstancias tu niña o niño aprendan a leer antes que el resto de los pequeños de su misma edad. En Bebés y más nos ayudan a encarar esa situación y aprovecharla en beneficio de la formación de tus hijos.
La clave: el interés
Recuerda que una clave para el aprendizaje eficaz es tener interés, y para los niños resulta muy atractivo el saber cómo hacer funcionar estos equipos y buscar en ellos lo que desean ver o jugar.
Por esto no resulta sorprendente encontrar a niños que previo a llegar a edad escolar ya demuestran interés por saber leer.
La estimulación temprana y la crianza
Esto, aunado a una cultura de crianza que fomenta el desarrollo de los más pequeños con estimulación temprana, resulta en niños que aprenden a leer cada vez a una edad más temprana.
Como ya mencionamos, hay dos tendencias opuestas en relación con los beneficios que la estimulación temprana de la lectura ofrece.
Por una parte se encuentran los defensores de respetar los estadios evolutivos de los niños, que instan a permitir que sus procesos de crecimiento se den sin forzarlos.
Sin embargo, otros afirman que la estimulación temprana solo ofrece ventajas para el desarrollo de cada niño, y consideran que la lectura es una de las herramientas más útiles para hacerlo. En este caso, se trataría de estimular el desarrollo no solo de las habilidades lectoras del niño, sino de potenciar su crecimiento integral.
Confía en tu criterio
La decisión de iniciar a tu hijo en la lectura precoz es solo tuya, y bien sea que decidas hacerlo o no, está bien. Confía en tus instintos.
Teniendo todo esto en cuenta, recuerda que no debes forzar a tu hijo, sino simplemente presentarle las diferentes opciones para que se interese por la lectura si así lo desea.
¿Cómo puedo estimular a mi hijo para leer?
Es importante que el proceso de estimulación de la lectura sea fluido y natural, no forzado y mucho menos de forma obligatoria. La idea es que para el niño le sea agradable leer, y que lo haga porque se ha convertido en un pasatiempo divertido.
Libros adaptados a su edad
En este sentido, si quieres optar por los libros, procura buscar libros que se adapten a la edad de tu niño, y no lo intentes de inmediato con libros para personas más mayores.
Lo ideal es escoger un libro que aborde alguna temática que sea de su interés. Por ejemplo: si le gustan los dinosaurios, compra libros de dinosaurios.
Libros prácticos y fáciles de manipular
Por otro lado, es importante que le facilites libros que tengan páginas gruesas para que pueda pasarlas con facilidad; lo ideal es que sean de cartón y mucho mejor si son resistentes al agua y lavables.
Además, deben ser en un formato pequeño para que pueda manipularlo sin problemas.
Libros con colores e ilustraciones
Inclínate hacia libros que tengan muchos colores y con ilustraciones grandes que apoyen a textos cortos para su mejor comprensión.
Resulta muy eficaz utilizar libros en los que salgan rostros humanos, animales o comidas conocidas y figuras geométricas.
Otra opción ideal son los libros que además de leer les permiten colorear los dibujos del texto. Por otro lado, no es necesario presentarles textos complejos; recuerda que menos es más.
Que pueda relacionar letras con sonidos
Finalmente, los libros con frases o palabras repetitivas le ayudarán a relacionar las letras con los sonidos y, por ende, será más fácil para él aprender a leer.
Cada niño a su ritmo
Estos consejos te pueden ayudar a estimular a tu hijo a la lectura precoz, pero no te preocupes si tu hijo no aprende a leer tan rápido como tú quieres que lo haga.
Recuerda que cada niño sigue sus propios ritmos y procesos; en este sentido, es fundamental que como padres, respetemos sus ritmos y les acompañemos con el mayor amor del mundo.
Photo: © FreeIMG

Comentarios

Deja una respuesta