Noticias

La gestión de las emociones de los niños y niñas se relaciona con la de sus progenitores (I)

publisher

Lucia

Los problemas al hablar, comunicarse y expresar sus sentimientos en niños, niñas y adolescentes son muy comunes, especialmente en edades tempranas, unas dificultades que se ven incrementadas en el caso de aquellos menores diagnosticados de trastorno del desarrollo del lenguaje (TEL/TDL), cerca de un 7 % de la población infantil.
Ahora, un trabajo publicado en acceso abierto en la revista Frontiers in Psychology por investigadoras del grupo interuniversitario de Investigación en Cognición y Lenguaje (GRECIL) de los Estudios de Psicología y Ciencias de la Educación, y adscrito al eHealth Center
(eHC) de la Universitat Oberta de Catalunya (UOC) y la Universidad de Barcelona (UB) ha analizado la existencia de diferencias de regulación emocional entre niñas y niños y adolescentes que han sido diagnosticados de trastorno del desarrollo del lenguaje. "Aún existen pocos estudios que evalúen la dimensión emocional y social de la población infantil y adolescente con TEL/TDL, y por ello quisimos ahondar en el estudio de la regulación emocional en esta población", apunta Nadia Ahufinger, coautora principal de este estudio junto con Mari Aguilera, experta de la Universidad de Barcelona.
Se calcula que uno de cada catorce menores padece trastorno del desarrollo del lenguaje. No obstante, hay que tener en cuenta que las dificultades del lenguaje que presentan los niños y niñas con este trastorno no son consecuencia de alguna otra afectación como una discapacidad intelectual o de la presencia de otros trastornos como podría ser el síndrome de Down. Ahora bien, eso sí, estas dificultades afectan al desarrollo social o escolar e impactan en las actividades de la vida diaria de los menores.
Tras realizar tres estudios en más de cincuenta niños, niñas y adolescentes en los que se evaluaron aspectos como el vocabulario expresivo y receptivo, las autoras concluyen que la regulación emocional entre niñas y niños con TEL/TDL y sin dicho trastorno es similar tanto en la infancia como en la adolescencia. Sin embargo, existe una tendencia especialmente en los niños y niñas con TEL/TDL en la infancia a tener más dificultad de regular sus emociones.
"Al analizar la relación entre lenguaje y regulación emocional, observamos que el vocabulario expresivo que tienen los niños y niñas a los 5-7 años predice la regulación emocional que tienen al cabo de 4 años, una relación que no se mantiene en la adolescencia", detalla Aguilera, y añade que tener un vocabulario más rico y amplio ayuda a clarificar, entender y regular las emociones durante la infancia.
La importancia del entorno
Del mismo modo, en este trabajo también se han tenido en cuenta factores como el entorno donde crecen y se desarrollan los menores tanto en la infancia como en la adolescencia, por lo que se ha analizado el papel de los progenitores en el desarrollo emocional de sus hijas e hijos.
"La regulación emocional de los padres es un factor muy importante para explicar la capacidad de regulación emocional de sus hijos durante la infancia. Sin embargo, parece que, durante la adolescencia, la influencia de la regulación emocional de los progenitores disminuye de manera importante", indican las autoras de esta investigación.
Photo: © Max Pixel

Comentarios

Deja una respuesta