Noticias

Curiosidad, creatividad en la infancia ¿pueden fomentarse? (I)

publisher

Lucia

El descubrimiento, la curiosidad y la creatividad son las claves de una inteligencia desarrollada, pero ¿realmente podemos como padres fomentar todo esto en nuestros pequeños? Un reportaje de CNN respondió al asunto...
Aunque las calificaciones y los exámenes son importantes, ¿no lo es también el brillo en sus ojos cuando descubren un "nuevo" insecto en el patio, ven una pintura que los inspira a crear su propio arte y superan la frustración yéndose a jugar? Al final, queremos que su amor por el aprendizaje vaya más allá de la escuela y esté con ellos a lo largo de toda su vida.
Desafortunadamente, muchos niños comienzan a perder su pasión por aprender a medida que crecen. Algunas investigaciones indican que el 40% de los estudiantes de secundaria en Estados Unidos tienen poco o ningún interés en la escuela. ¿Cómo llegan a ese punto?
Para algunos niños, la escuela ya no es cuestión de aprender sino de mérito escolar, las respuestas correctas y las calificaciones. Cuando eso sucede, pueden comenzar a pensar que aprender no es divertido. Y a medida que crecen, quieren hacerse los importantes y evitan mostrar un sentido de asombro por casi cualquier cosa, al menos ante nosotros.
Incluso los niños con calificaciones sobresalientes a veces solo buscan el 10 en la boleta y han perdido de vista el aprendizaje.
La buena noticia es que incluso cuando los niños afirman que no les gusta aprender, sí les gusta. Tal vez no levanten la mano los primeros, tal vez sus calificaciones no reflejen lo que saben (y no saben), y tal vez no pueden articular por qué les gusta aprender, pero hay cosas que podemos hacer para combatir esta tendencia. Y los medios y la tecnología que están literalmente al alcance de los niños pueden ayudar. Aunque es mejor inculcar en los niños la pasión por aprender cuando son pequeños, nunca es demasiado tarde. Estos son consejos para mantener vivo en ellos el amor por el aprendizaje:
Hazlo desde que son pequeños y con frecuencia
Los bebés y los niños pequeños encuentran todo fascinante: a menudo es suficiente jugar con arena, apilar bloques e incluso solo mirar sus manos. Los padres pueden construir sobre esta inclinación natural de muchas maneras.
Primero, puedes compartir su asombro por el mundo. Si tu hijo se asombra con una tela de araña o se deleita con el camión de la basura, refleja tú también ese entusiasmo y construye sobre él haciendo preguntas y observando cosas: "Las ruedas del camión son círculos. ¿Qué otras formas veo?" o "Me pregunto qué tipo de araña hizo esta casita".
Salir al mundo para tener aventuras también es una gran manera de inspirar el aprendizaje. Paseos por la naturaleza, museos, viajes por carretera e incluso tu propia calle pueden tener toneladas de oportunidades para descubrir cosas y maravillarse con lo que ve. Además de mostrar emoción y compartirla, los padres pueden ayudar a los niños a comprender lo que experimentan. Observar, jugar, explorar y conversar con tu hijo lo ayuda a comprender y a continuar un diálogo.
Utiliza los medios para inspirar el aprendizaje
    Leerle a tus hijos no solo inspira el aprendizaje y sienta las bases de la alfabetización, si comentas y haces preguntas mientras lees, les muestras que la lectura puede ser un proceso activo.
    No descartes los pasatiempos favoritos de los niños en internet, como ver videos en YouTube o las redes sociales como posibles oportunidades de aprendizaje. Ve videos que examinan conceptos únicos, como los de Khan Academy, Vsauce y SciShow. Pregúntales a los niños qué temas les interesan, qué están compartiendo sus amigos y qué está de moda para que saques ideas.
Da ejemplo
Además de ser abierto acerca de tu propio asombro y curiosidad, también puedes ser un modelo a seguir para el proceso de aprendizaje. Cuando sientes curiosidad por algo, ¿qué haces a continuación? Nos hemos acostumbrado a buscar las respuestas en Google, pero a veces es divertido hacer más preguntas y tratar de resolver las cosas sin la ayuda de la tecnología. ¡Y a veces, un misterio irresoluble es parte de la diversión!
Hablar con tu hijo durante el proceso de aprendizaje muestra algunas formas en las que este puede darse y deja claro que aprender es también cosa de adultos. Esto puede ser tan simple como compartir lo que estás aprendiendo de una película o un programa de televisión.
Es especialmente bueno guiar a los niños a través de lo que sucede cuando te topas con obstáculos. Por ejemplo, si estás leyendo artículos o manuales para aprender una nueva habilidad en el trabajo o está probando una nueva rutina de ejercicios, háblale de las partes difíciles y de lo que haces para superar los obstáculos: "Nunca he hecho este tipo de ejercicio, así que estoy cometiendo muchos errores, pero pedí ayuda y soy paciente conmigo mismo mientras practico". Y cuando cometas errores, explícale cómo podemos aprender de ellos y, a veces, incluso convertirlos en un "hermoso error".
Photo: © stockvault.net / pixabay

Comentarios

Deja una respuesta