Noticias

Precauciones a tomar con tus niños en el baño

publisher

Lucia

Los pediatras advierten que los baños son uno de los lugares potencialmente peligrosos de la casa donde ocurren lesiones no intencionadas. Allí, los más pequeños pueden sufrir lesiones, resbalones, quemaduras, intoxicación y ahogamiento, dice As.
En su guía de prevención para padres, los pediatras indican que esta clase de accidentes constituye, la primera causa de muerte en la infancia entre los 5 y los 18 años. De ahí la relevancia de adecuar estas habitaciones y no descuidar a los bebés o a los niños más grandes, mientras se bañan o por curiosidad entran a explorar el sitio.
Tu hijo pequeño no debería estar solo en el baño, un sitio que supone graves peligros para él durante la infancia.
Puedes prevenir algunos de los siguientes accidentes domésticos en los baños aplicando la autoprotección, la seguridad, la educación y, sobre todo, la supervisión adulta.
1. Resbalones
La Fundación CNSE para la Superación de Barreras de Comunicación señala que los traspiés en las estancias de baño se corresponden con los siniestros más comunes en casa. Para prevenirlos, sugieren:
    Poner alfombrillas adherentes o parches antideslizantes en zonas húmedas o expuestas a las salpicaduras.
    Mantener seco el suelo.
    Ventilar el área.
    Instalar en la pared de la ducha o la bañera una barra de sujeción.
2. Ahogamiento
Sumergirse en solo 1 o 2 pulgadas de agua basta para ahogarse. Una publicación de la Biblioteca Nacional de Medicina de los Estados Unidos asevera que la mayoría de los ahogamientos de niños menores de 1 año suceden en la tina y por falta de vigilancia.
El ahogamiento es una tragedia rápida y silenciosa. En el caso de los bebés, no controlan correctamente ni el cuello ni los músculos, de modo que si su boca y su nariz son cubiertas por poca cantidad de agua les es imposible respirar. Prevén los sucesos vaciando la tina e, incluso, bajando la tapa del inodoro después su uso.
3. Electrocución
La electrocución es uno de los riesgos de los niños en un baño. Es común encontrar en el baño secadoras de cabello, rasuradoras y otros aparatos eléctricos.
La cercanía de los electrodomésticos con las tinas llenas de agua o un piso mojado podría desencadenar accidentes. Nunca dejes aparatos enchufados, ya que un niño descalzo en un suelo húmedo se arriesga a descargas eléctricas.
4. Quemaduras
La Academia Americana de Pediatría recomienda que la temperatura del agua no supere los 120 °F (49 °C) para bañar a un bebé; de lo contrario, ocasiona quemaduras.
Lo correcto es regular los grados, instalar un termómetro o probar el agua con el codo. Nunca introduzcas a tu hijo en la bañera o bajo la regadera sin cerciorarte de qué tan caldeado está el chorro. Un consejo extra es abrir primero el agua fría y, poco a poco, la caliente.
Photo: © Rice and Danielle / Flickr

Comentarios

Deja una respuesta