Noticias

Qué es el método Baby Led Weaning y cómo puede ayudar a que tu bebé coma de todo

publisher

Lucia

Desde hace algunos años, algunas familias practican el Baby Led Weaning, un método de introducción de la alimentación complementaria, que resulta útil para que los bebés coman correctamente y con una dieta variada, publicó La Vanguardia.
El método consiste en ofrecer alimentos al bebé en forma de sólidos blandos que el niño coge con su mano y mordisquea, en lugar de triturados y purés administrados con cuchara por los padres. Además, propone que las comidas se realicen en familia, que se ofrezcan alimentos saludables y que sea el bebé el que se los lleve a la boca. Él escoge qué tomar entre las opciones que le presenten, en qué cantidad y a qué ritmo.
El momento oportuno para empezar con este método dependerá de la madurez neurológica, grastrointestinal y renal del bebé. La Organización Mundial de la Salud y la Asociación Española de Pediatría recomiendan que sea a partir de los seis meses.
A partir de ese momento, el bebé normalmente ha adquirido una serie de hitos básicos en su desarrollo, fundamentalmente la adquisición de la sedestación, el uso coordinado de las manos para explorar y manipular objetos, y la adquisición de funciones motoras orales adecuadas para manejar trozos de comida y ser capaz de realizar movimientos masticatorios.
El Comité de Nutrición de la AEP facilita 5 consejos para poner en práctica el Baby Led Weaning.
El bebé se sienta a la mesa con el resto de la familia en el momento de las comidas. Para ello, debe ser capaz de mantenerse sentado con apoyo.
Se le ofrece la misma comida que al resto de la familia. Esta debe ser saludable, evitando platos preparados o alimentos a los que se haya añadido azúcar o sal. Conviene ofrecer un poco de agua.
Los alimentos deben presentarse en trozos de consistencia blanda y apropiados para su desarrollo psicomotor. Al principio serán más grandes, tipo finger food o palitos; más adelante, cuando su habilidad motora haya mejorado, los trozos serán más pequeños.
El bebé tiene un papel mucho más activo, ya que se alimenta solo desde el principio: sabe cuánta cantidad de comida necesita. No hay que meterle prisa ni obligarle a comer, sino que se debe respetar su ritmo.
Empezará con las manos y, más adelante, utilizará los cubiertos.
Desde que se inicia el Baby Led Weaning y hasta el primer año de vida, la leche materna o artificial debe seguir siendo la principal fuente de calorías y nutrientes. Comenzar a ofrecer otros alimentos no debe implicar que se reduzcan las tomas de leche. Su aporte continúa siendo a demanda, sin relación con los momentos familiares de la comida.
La filosofía de este método es favorecer la autonomía del bebé y su adaptación a las comidas normales con toda la familia, además de disminuir el riesgo de sobrealimentación y obesidad futuras.
Photo: © Amazon

Comentarios

Deja una respuesta