Noticias

Consejos de seguridad para mantener abrigados a los niños en el invierno (I)

publisher

Lucia

Ya sea que el invierno traiga tormentas severas, poca nieve, o simplemente temperaturas frías, los siguientes consejos de la Academia Americana de Pediatría pueden ayudar a mantener a sus hijos seguros y abrigados.
Qué ponerse
    Vista con ropas abrigadas a sus bebés y niños para actividades al aire libre. Varias capas delgadas los mantendrán secos y abrigados. No olvide ponerles botas y guantes o mitones abrigados y una gorra.
    La regla general para bebés más grandecitos y niños pequeños es vestirlos con una capa más de ropa de la que un adulto usaría en las mismas condiciones.
    Cuando viajen en automóvil, los bebés y los niños deben ponerse capas delgadas y ajustadas en lugar de abrigos abultados o trajes para la nieve. Consulte para más información, Consejos de la AAP para el uso seguro de los asientos de seguridad en el invierno.
    No deben de haber frazadas (mantas), edredones, almohadas, protectores de cuna, pieles de oveja y otra ropa de cama suelta en el lugar donde duerme el bebé porque estos objetos están ligados con la muerte causada por asfixia. Se prefiere la ropa para dormir como mamelucos o cobijas tipo bolsa de dormir para bebé.
    Si tiene que usar una frazada o manta para mantener abrigado a un bebé que esté durmiendo, ésta debe ser delgada y se debe meter por debajo del colchón de la cuna y le debe llegar sólo hasta la altura del pecho del bebé para reducir la probabilidad de que la cara del bebé quede cubierta por la ropa de cama.
Qué tener en cuenta
Hipotermia
    La hipotermia se da cuando la temperatura de un niño baja más de lo normal debido a la exposición a temperaturas frías. Suele ocurrir cuando un niño está jugando al aire libre en clima extremadamente frío sin usar ropa apropiada o cuando se le moja la ropa. Ocurre con más frecuencia en los niños que en los adultos.
    Una vez que tiene hipotermia, el niño puede sufrir estremecimientos y sentirse letárgico y torpe. Puede tener dificultad para hablar y su temperatura corporal bajará en casos más graves.
    Si sospecha que su hijo tiene hipotermia, llame de inmediato al 911. Mientras llega la ayuda, llévelo adentro, quítele cualquier ropa mojada y envuélvalo en mantas o en ropas abrigadas.
Congelamiento
    El congelamiento ocurre cuando la piel y los tejidos externos se congelan. Este padecimiento tiende a ocurrir en las extremidades, como en los dedos de las manos, los dedos de los pies, las orejas y la nariz.
Pueden tornarse pálidos, grises y con ampollas. Al mismo tiempo, el niño puede quejarse de que la piel le arde o que está entumecida (dormida).
    Si ocurre congelamiento, lleve al niño adentro y coloque las partes congeladas de su cuerpo en agua tibia (no caliente). Se recomiendan 40°C
(104°F) (aproximadamente la temperatura del agua en casi todas las bañeras). Pueden aplicarse toallitas tibias en la nariz, las orejas y los labios congelados.
    No frote las áreas congeladas.
    Después de algunos minutos, seque al niño y cúbralo con ropa o frazadas/mantas. Dele algo caliente para tomar.
    Si el entumecimiento continúa por más de algunos minutos, llame a su médico.
Photo: © Victoria_Borodinova / pixabay

Comentarios

Deja una respuesta