Noticias

Ventajas de los deportes de raqueta para los niños (I)

publisher

Lucia

Los deportes en los que se usan raqueta (tenis, paddle, bádminton, squash, ping-Pong), que se juegan individualmente o en pareja, además de divertidos, resultan perfectos para el desarrollo de los niños y aportan muchas ventajas, que nos detallan en Bebés y Más.
- Gustan a todos los niños
Al igual que nos ocurre a los adultos, son muchos los niños a los que les cuesta encontrar un deporte que les guste. Esto hace que algunos acaben haciendo deporte por obligación y sin ninguna motivación, o incluso decidan no hacer nada.
Pero los deportes de raqueta suelen tener un "imán" especial, y es raro no sentirse atraído por alguno de ellos. Y es que hay tantos donde elegir, que seguro que el niño acaba encontrando la actividad que mejor se adapta a sus cualidades y preferencias.
Según los expertos, algunos de los motivos por los que las chicas practican menos deporte que los chicos al llegar a la adolescencia son los estereotipos y prejuicios de género y la falta de referentes femeninos en comparación con los masculinos.
Pero si echamos un vistazo a un deporte como el tenis, veremos que los referentes femeninos son bastante superiores a los de otras disciplinas.
Así, tenistas en activo como Ashleigh Barty, Naomi Osaka o Serena Williams, o ya retiradas como María Sharápova o Stteffi Graf, son una buena fuente de inspiración para las adolescentes que se animen a practicar este deporte.
- Son deportes perfectos para practicar en familia
A partir de los cinco o seis años los niños ya empiezan a estar preparados a nivel psicomotriz para practicar deportes de raqueta como el tenis, el pádel, el bádminton o el ping-pong, y los partidos de dobles en familia son una alternativa de ocio especialmente divertida.
Cualquier deporte practicado en la infancia ayuda a desarrollar las habilidades motrices y capacidades físicas del niño, como la fuerza, el equilibrio, la coordinación, la resistencia, la expresión corporal...
Pero quizá sean los deportes de raqueta con los que más se trabaje el cuerpo en su conjunto, desde la fuerza en los brazos y espalda que se necesita para el saque en tenis, por ejemplo, hasta la velocidad que requiere el bádminton o la coordinación de movimientos que exige el ping-pong.
En todos ellos se suma, además, la resistencia física, la flexibilidad de las articulaciones y el ejercicio aeróbico, que mejora la función cardiovascular y a la larga previene enfermedades relacionadas con ella.
Photo: © Marko Milivojevic / pixnio

Comentarios

Deja una respuesta