Noticias

Cómo proteger a los niños de los mosquitos

publisher

wpx_

Con el verano y el calor, sobre todo en zonas humedas del país, proliferan los mosquitos, cuyas picaduras son bastante molestas y para los más pequeños resulta difícil no rascarse, con el consiguiente riesgo de infección y prolongar el problema. En Bebés y Más nos recomiendan los mejores remedios para protegerlos.
Será por su piel tersa, será porque no notan su presencia ni pueden esquivarlos, sea por la razón que sea, los bebés son una de las presas favoritas de los mosquitos y es normal que nos preocupe cómo protegerlos de las picaduras de estos indeseables insectos. Y más en verano, ya que la combinación de humedad y calor favorece la proliferación de mosquitos en esta estación.
¿Qué es más efectivo? ¿Qué productos puedo usar y cuáles no?
Las de mosquito son las picaduras más frecuentes en verano y todos estamos expuestos a ellas, sufriéndolas más de lo que desearíamos. Pero así como para nosotros mismos, para los adultos, tenemos más o menos claros los sistemas de protección, en el caso de los repelentes de mosquitos para bebés no todos son adecuados.
En primer lugar, debemos señalar que los repelentes de insectos previenen las picaduras de los insectos que pican (mosquitos, garrapatas, pulgas y moscas) pero no de los insectos con aguijón (abejas, avispones y avispas). Entonces, los repelentes son adecuados para los mosquitos, pero si acudimos a cualquier establecimiento veremos a la venta todo un abanico de posibles repelentes.
Y es que los repelentes de insectos se comercializan en formas muy
diversas: aerosoles, atomizadores, líquidos, cremas y barras... Además, algunos repelentes están fabricados con productos químicos, otros contienen ingredientes naturales... Vista esta diversidad, ¿qué antimosquitos puedo utilizar para el bebé? ¿A partir de qué edad?
Repelentes de insectos para niños
Los repelentes son unas sustancias que, aplicadas sobre la piel y/o la ropa u otros tejidos (tiendas de campaña...), interfieren con los receptores químicos de los insectos impidiendo que fijen la localización exacta de la piel donde van a realizar la picadura. Digamos que el mosquito ya no detecta correctamente "el olor" a humano ni sabe dónde está el lugar donde tienen que posarse para picar. Estos productos solo actúan cuando el mosquito se encuentra a corta distancia de su objetivo.
Podemos diferenciar los siguientes tipos de repelentes de insectos, para mosquitos, moscas, pulgas y garrapatas, según su componente principal o principio activo:
    Repelentes químicos con DEET. La N,N-Dietil-meta-toluamida, conocida como DEET, es el ingrediente más habitual de los repelentes de insectos. Están disponibles en lociones, cremas y rociadores. No obstante, hay que tener precauciones cuando se aplique a los niños. Se considera la mejor defensa contra los insectos que pican. Se aplica sobre la piel o la ropa. Su protección abarca de dos a cinco horas, según la concentración del ingrediente DEET en el producto (dos horas un 10% de concentración, cinco horas un 24%; una concentración mayor del 30% no ofrece mayor eficacia ni protección). La AAP recomienda que los repelentes que se usan en niños no deben contener más de un 30% de DEET.
Tampoco se recomiendan estos repelentes de insectos para los niños menores de dos meses de edad.
James Gathany, William Brogdon / USCDCP

Comentarios

Deja una respuesta