Noticias

Ftalatos en comida chatarra favorece sobrepeso, pero también asma y reduce la fertilidad

publisher

Lucia

Un nuevo estudio de la Universidad George Washington (Estados Unidos) ha revelado la presencia de unas sustancias químicas (denominadas ftalatos) que alteran las hormonas en muchos alimentos considerados 'comida chatarra' y de esta manera perjudican la salud infantil más allá del simple sobrepeso o el colesterol, cuenta Alimente.
El equipo ha llegado a esta conclusión a partir del análisis de patatas fritas, burritos y hamburguesas con queso. Si bien los expertos están todavía estudiando el impacto de los ftalatos en la salud, piden su eliminación de los productos por parte de la industria alimentaria.
Los ftalatos son un tipo de disolvente que da flexibilidad a materiales como el plástico. Asimismo, están considerados como una sustancia química que altera el sistema endocrino (EDC, por sus siglas en inglés) e imita o interfiere con las hormonas que el cuerpo produce de forma natural, como la testosterona y el estrógeno.
Varios análisis a animales y seres humanos sugieren que una mayor exposición a los EDC, incluidos los ftalatos, tendría un efecto negativo en el desarrollo de los niños y crecería el riesgo de padecer enfermedades como el asma, la obesidad y posteriores problemas de fertilidad. Sin embargo, los expertos afirman que es necesaria una mayor investigación, y así determinar la influencia real de esos elementos (que finalmente pueden dar lugar a esas consecuencias).
Fertilidad
El equipo de la Universidad de George Washington se ha centrado en la comida rápida en su informe. Para ello, recogieron 64 muestras de alimentos de seis restaurantes diferentes de San Antonio (Texas). Como resultado, el 81% de los productos contenía ftalato de di-n-butil-ftalato (DnBP), mientras que el 70% también presentaba en su composición ftalato de di(2-etilhexilo) (DEHP), ambos implicados como posibles causantes de problemas de fertilidad.
Muchos consumidores están recibiendo una guarnición de productos químicos insalubres
Algunos estudios sugieren que el DEHT podría ser una sustancia química más segura que otros ftalatos. Sin embargo, no ha habido un análisis profundo de la materia, por lo que cualquier conclusión sobre su consumo seguro sigue siendo especulativa, en opinión de los autores. De entre todos los evaluados, los productos cárnicos (como las hamburguesas con queso y los burritos de pollo) contaban con los niveles más altos de cualquiera de estas sustancias químicas.
"Encontramos que los ftalatos y otros disolventes están muy extendidos en los alimentos preparados disponibles en las cadenas de comida rápida de EEUU, un hallazgo que significa que muchos consumidores están recibiendo una guarnición de productos químicos potencialmente insalubres junto con su comida", ha informado a Gizmodo la autora principal Lariah Edwards.
Aunque los riesgos exactos que plantean los ftalatos de la comida rápida no son fáciles de medir en este momento, los redactores del informe sospechan que hay grupos más vulnerables a ellos. Los barrios humildes cuentan con más restaurantes de comida rápida, a la vez que tienen menos acceso a alimentos frescos.
"Es necesario realizar más investigaciones para averiguar si las personas que viven en estos desiertos alimentarios corren un mayor riesgo de exposición a estas sustancias químicas nocivas", ha afirmado Ami Zota, profesora de salud ambiental y laboral en George Washington, también autora del estudio.
Photo: © Horizon Content / Pexels

Comentarios

Deja una respuesta