Noticias

Cómo desarrollar la memoria a partir de los 6 años

publisher

Lucia

Desde los tres años empieza el aprendizaje en los menores de edad, aunque los primeros recuerdos más o menos permanentes se inician uno o dos años después. En Semana nos hablan de cómo se puede ayudar a desarrollar la memoria entre los 6 y los 14 años.
La memoria es el proceso de almacenamiento para luego recordar la información, y hay diferentes tipos. La memoria de corto plazo, que almacena información por unos pocos segundos o minutos, y la memoria de largo plazo, que es la que almacena por un período más largo de tiempo, de acuerdo con Medline Plus, la Biblioteca Nacional de Medicina de Estados Unidos.
Todos los seres humanos empiezan a desarrollar la memoria desde que están en el vientre, pero los recuerdos se dan a partir de los tres años y por ello desde esa edad empieza el aprendizaje en los menores.
Dicho lo anterior, hay diferentes claves para desarrollar la memoria y por ello, Educo -ONG de Cooperación Internacional por la Infancia- reveló algunos trucos que se pueden realizar desde el hogar y día a día:
1. Generar hábitos diarios: sin generar presión se puede lograr que los menores memoricen el quehacer diario como, por ejemplo, tender la cama, después, bañarse y por último, llevar la ropa sucia al lavadero.
2. Asociación: al momento de enseñar un nuevo conocimiento se puede asociar con algo ya conocido y así generar mayor aprendizaje, ya que es más fácil memorizarlo.
3. Generar interés: cuando se desarrolla el interés por un tema es más fácil que al momento de aprenderlo este se almacene más rápido.
4. Repetición: el repetir una actividad o un tema hará que los menores memoricen más fácil, porque al igual que la rutina, el hecho de realizar una actividad varias veces o decir un tema repetidamente hará que se almacene y se interiorice.
5. Clasificación: en el momento de enseñar se puede categorizar la información, como, por ejemplo: “Los animales que vuelan, los animales marinos, los animales que comen carne, etc...”.
Los suplementos para la memoria son de gran ayuda para los estudiantes, los trabajadores que viven bajo estrés y en la vejez.
El inédito truco para recordar cualquier número de teléfono fácilmente
Sobre la misma línea, existen algunos alimentos que son buenos para el cerebro y Mayo Clinic, la entidad sin ánimo de lucro dedicada a la práctica clínica, la educación y la investigación, recomienda comer frutas, verduras y granos integrales, elegir fuentes de proteína bajas en grasa, como pescado, fríjoles y carne de pollo sin piel.
Asimismo, el portal Psicología y Mente reveló los alimentos que no pueden faltar en la dieta para mejorar la memoria:
1. Aguacates.
2. Chocolate negro.
3. Arándanos o bayas.
4. Café.
5. Nueces.
6. Aceite de coco.
7. Brócoli.
8. Salmón y otros pescados azules.
9. Cúrcuma.
10. Aceite de oliva.
11. Huevos.
12. Té verde.
13. Espinacas.
14. Tomate.
15. Semillas de calabaza.
16. Granos enteros.
Otros alimentos recomendados son: mango, uvas, plátano, peras, legumbres como las lentejas, frutos secos como los anacardos, acelgas, lácteos, entre otros.
Los nutricionistas recomiendan mezclar alimentos de distintos colores, porque así la persona asegura que toma diferentes tipos de nutrientes.
Cuantos más colores haya, más nutrientes va a tener un plato y si son frescos, mejor.
De todos modos, al igual que con cualquier alimento que se quiera incluir en la dieta diaria, es importante consultar al médico tratante o a un nutricionista sobre cuál es la mejor manera de consumir y si las condiciones médicas ya existentes no son un impedimento para beneficiarse de todas las propiedades de las alimentos nombrados.
De igual forma, la ONG sugirió enseñar canciones infantiles, leer cuentos, armar rompecabezas, jugar a buscar parejas, tocar algún instrumento, entre otros.
Adicional, es importante dormir bien, porque esto ayuda a consolidar los recuerdos de modo que se puedan recordar más adelante. La mayoría de los niños necesitan entre diez y 12 horas de sueño, pues la falta de sueño puede afectar negativamente el humor y el temperamento, así como la habilidad para concentrarse en las tareas cotidianas.
Photo: © pauofficial / pixabay

Comentarios

Deja una respuesta