Noticias

La curiosidad infantil como motor de conocimiento

publisher

Lucia

Nunca el conocimiento ha estado tan al alcance de las personas gracias a Internet. Cualquier duda, cualquier dato confuso o incompleto, se resuelve en pocos segundos cliqueando la computadora, la tablet o el celular. Sin embargo, para hacerlo, es imprescindible un combustible que enciende el proceso: la curiosidad. ¿Pueden los padres provocar esa curiosidad en lo niños. Responden desde CNN.

 Uno esperaría que la capacidad de aburrimiento de los niños se viera acompañada de un apetito por todo lo nuevo, si tan solo la crianza fuera así de fácil. Probar cosas nuevas es difícil para muchos niños, ya sea que se trate de comida, una actividad o una habilidad diferente. Les gusta lo que conocen y saben lo que les gusta.

La pandemia sin duda no ayudó.

El acceso a la novedad y a lo desconocido se cortó estos últimos años. 

Hubo menos exposición a la cocina de otras personas, se limitaron las actividades extracurriculares y los viajes, y se redujeron las citas de juego con nuevos amigos cuyas casas tienen olores, comidas y reglas diferentes, entre otras oportunidades perdidas. Para empeorar las cosas, el covid-19 convirtió el mundo en un lugar más aterrador, donde todas las cosas nuevas y desconocidas venían acompañadas de un riesgo adicional de enfermar.

"Cuando los niños están ansiosos, tienden a preferir la previsibilidad, la familiaridad y la repetición, y no les gusta la incertidumbre, la imprevisibilidad y el cambio. Esas tres últimas palabras son una parte importante de la vida en la pandemia", dijo Eli Lebowitz, director del Programa de Trastornos de Ansiedad del Centro de Estudios Infantiles de Yale y autor de “Breaking Free of Child Anxiety and OCD: A Scientifically Proven Program for Parents”.

"Todos los niños han sufrido pérdidas, ya sea de su vida normal, del sustento de su familia o de sus seres queridos", dijo Lebowitz. "No es sorprendente que veamos a los niños aislarse en los lugares donde sí tienen control".

Una de mis principales tareas como madre es exponer a mis hijos a una gran variedad de personas y experiencias. Lo hago con la esperanza de que se conviertan en personas más abiertas, que recojan un amplio espectro de colores con los que puedan pintar la historia de sus vidas.

Por desgracia, todos estamos un poco oxidados. Los niños necesitan que se les anime a salir y experimentar el mundo, y los padres y cuidadores necesitan ayuda para saber cómo proporcionarles esa ayuda sin que se sientan inseguros o sobreexpuestos. Ese equilibrio requiere reflexión e intención, algo que, afortunadamente, no es imposible de conseguir.

He aquí algunos consejos aprobados por expertos sobre cómo hacer que tus hijos prueben cosas nuevas sin temor.

Empieza con algo conocido

Elige algo que a tus hijos ya les guste o se les dé bien y empújalos a probarlo en un entorno nuevo o de forma ligeramente diferente, dice Maurice J. Elias, profesor de Psicología de la Universidad de Rutgers y coautor de "Emotionally Intelligent Parenting: How to Raise a Self-Disciplined, Responsible, Socially Skilled Child".

"Queremos que nuestros hijos se sientan seguros de sus puntos fuertes y utilicen eso como trampolín para intentar algo nuevo. ¿En qué son buenos nuestros hijos? ¿En qué se sienten cómodos? ¿Cómo podemos ayudarlos a avanzar en eso?", dijo. Por ejemplo, "si tocan un instrumento musical, ¿cuál es otro lugar donde pueden tocar ese instrumento?".

No hay necesidad de aprender un nuevo instrumento, en sentido figurado y metafórico, es solo una oportunidad para empujar a su hijo a probar algo nuevo con la habilidad o afición que conoce.

Photo: © cottonbro / Pexels

Comentarios

Deja una respuesta