Noticias

¿Niños comen con la vista?

publisher

Lucia


El tamaño del plato podría influir en el apetito, o en la sensación de que se come lo suficiente. Así se deduce de un estudio que llevó a cabo la Universidad de Temple, en Philadelphia, según el cual dar el almuerzo o la cena a los niños en un plato menor del habitual ayuda a combatir el creciente sobrepeso, informó Reuters.
Otra medida efectiva para combatir el exceso de grasa, según ha constatado otro estudio, puede ser comer menos pero con más frecuencia a lo largo del día.
"Se trata de medidas que los padres pueden poner en práctica e incorporarlas a su vida sin mucho esfuerzo", ha reconocido Jennifer Fisher, una de las autoras del estudio, que publica en su último número la revista 'Pediatrics'.
En el estudio, Fisher y su equipo siguieron a 42 niños de Primaria que, durante ocho días, se les ofreció la oportunidad de servirse su almuerzo. En los primeros cuatro días se les dio una vajilla de tamaño infantil y, en los cuatro días siguientes, pasaron a utilizar platos y cuencos de adulto, que eran el doble de grandes.
De este modo vieron que, mientras que en la primera parte del estudio consumían una media de entre 300 y 500 calorías de pasta o pollo diarias, los niños comían una media de 90 calorías más de comida. Además, los que terminaron con lo que había en sus platos tendían a comer más.
"No es que sólo por tener una vajilla grande en casa tu hijo vaya a comer más", explica esta experta, que reconoce que depende de quien sirva la comida y de la cantidad que eche al plato. "Pero cuanta más comida haya, más se comerá", añade.
Photo: © PXHere

Comentarios

Deja una respuesta