Noticias

«Homeschooling» subió en más del 60% por pandemia (I)

publisher

Lucia

Aunque las escuelas estén ya abiertas y las vacunas para los niños disponibles, desde que se inició la pandemia ha crecido el número de padres que han decidido que sus niños se eduquen en casa en un 63%, según datos que aporta Associated Press.
La pandemia del coronavirus hizo que se registrase el mayor aumento jamás habido en la cantidad de niños que reciben instrucción en sus casas en Estados Unidos. Dos años después, las escuelas reabren sus puertas y hay vacunas disponibles, pero muchos padres decidieron seguir educando ellos mismos a sus hijos, sin que vuelvan a las aulas.
La cantidad de niños que estudian en sus casas bajó respecto a las máximas históricas del año pasado, pero se mantiene muy por encima del nivel de antes de la pandemia, según información obtenida por la Associated Press.
Numerosas familias que decidieron educar ellas mismas a sus hijos como alternativa a una enseñanza a distancia implementada apresuradamente decidieron seguir con ella. Las razones incluyen preocupaciones por la salud de sus hijos, desacuerdos con las políticas de las escuelas y el deseo de seguir usando un método que funciona con sus hijos.
En 18 estados que suministraron información sobre el actual año escolar, la cantidad de niños que reciben homeschooling subió un 63% en el año escolar de 2020-2021 y bajó apenas un 17% en el del 21-22.
Aproximadamente el 3% de los chicos recibían educación en sus casas antes de la pandemia, de acuerdo con la Oficina del Censo. Esto afectará los fondos que las escuelas reciben en el futuro y revive los debates sobre hasta qué punto hay que regular la enseñanza en las casas.
Linda McCarthy, residente de un suburbio de Buffalo con dos hijos, dijo que jamás enviará de vuelta a la escuela a sus niños.
Decepcionada con la enseñanza a distancia durante la pandemia, empezó a instruir ella misma a sus hijos de quinto y séptimo grados. McCarthy, quien fue asistente de maestras, dijo que sabía que ella podía ofrecerles una mejor educación.
Agregó que a sus hijos les va muy bien recibiendo lecciones de acuerdo con sus intereses, sus formas de estudiar y sus actividades.
Ya no tienen que hacer tareas muchas horas, no lloran porque no pueden completar sus tareas, dijo McCarthy.
Una práctica poco común, relacionada mayormente con la enseñanza religiosa, la instrucción en la casa se hizo más popular con el cambio de siglo y abarcaba a unos 2 millones de niños, o el 3,3% de la población estudiantil, según el censo.
Photo: © PXFuel

Comentarios

Deja una respuesta