Noticias

Admistración Biden será más flexible sobre fertilización in vitro y subrogación de extranjeros

publisher

Lucia

Los bebés nacidos de tratamientos de fertilización in vitro o embarazos subrogados de progenitor/a extranjero/a tendrán más facilidades, cuenta The Epoch Times. La administración del presidente Joe Biden está cambiando la interpretación que hace el gobierno federal de la Sección
301 de la Ley de Inmigración y Nacionalidad (INA), que describe los requisitos para la adquisición de la ciudadanía estadounidense al nacer.
Anteriormente, el gobierno requería que los niños tuvieran una conexión biológica con sus padres estadounidenses para recibir la ciudadanía.
Según la interpretación actualizada, el niño solo debe tener una conexión biológica con uno de los padres, incluso si ese padre no es ciudadano de EE.UU.
“Esta interpretación y aplicación actualizadas de la INA toma en cuenta las realidades de las familias modernas y los avances en la tecnología de reproducción asistida (TRA) imprevistos cuando se promulgó la Ley en 1952”, le dijo el Departamento de Estado (DoS) a The Epoch Times por correo electrónico.
“Este cambio permitirá que un mayor número de parejas casadas, incluidas las que utilizan TRA, transmitan la ciudadanía estadounidense a sus hijos nacidos en el extranjero, sin dejar de cumplir los requisitos de transmisión de ciudadanía establecidos en la INA”.
El requisito de una conexión biológica con un ciudadano estadounidense sigue vigente para los padres solteros.
El Departamento de Estado se negó a proporcionar una actualización oficial de la política, aunque modificó los términos en su sitio web para reflejar la interpretación actualizada. La actualización entra en vigencia de inmediato y se aplicará retroactivamente al 24 de diciembre de 1952, por lo que las personas que no eran elegibles para una ciudadanía por nacimiento ahora podrán solicitarla.
Immigration Equality, un grupo que trabaja por la igualdad de las personas LGBTQ, aplaudió la medida.
“Este es un momento extraordinario para todas las familias LGBTQ que lucharon contra la política inconstitucional del Departamento de Estado de EE.UU.”, dijo el director ejecutivo de Immigration Equality, Aaron Morris, en un comunicado.
Varias parejas del mismo sexo en los últimos años demandaron al gobierno de EE.UU. por la política, incluido Andrew Dvash-Banks, ciudadano estadounidense, y su esposo Elad Dvash-Banks, un no ciudadano.
El hijo de la pareja fue concebido utilizando un óvulo de una donante anónima y el esperma de Elad, lo que significa que no hubo conexión biológica con el padre estadounidense. El Departamento de Estado determinó que su hijo no tenía por tanto la ciudadanía al haber nacido en Canadá.
Los tribunales federales fallaron en contra del Departamento de Estado en ese caso y en otro asunto similar. El DoS retiró su apelación el año pasado en un caso y decidió no apelar el fallo en otro.
Allison Blixt, una madre lesbiana que presentó una demanda contra el gobierno después de que le negó la ciudadanía a su bebé, calificó la interpretación actualizada de la INA como un éxito.
“Estamos aliviados y agradecidos de que nuestra lucha para que nuestra familia sea reconocida por el gobierno finalmente haya terminado”, dijo Blixt en un comunicado.
Aun así, la nueva interpretación legal podría facilitar los fraudes.
“Esto simplemente proporciona otra arista para el problema del fraude matrimonial”, dijo Jon Feere, director de investigaciones del Centro de Estudios de Inmigración, a The Epoch Times.
“En teoría, podría tener ciudadanos estadounidenses que ofrezcan casarse con ciudadanos extranjeros por una suma de dinero en efectivo y, a cambio, ese ciudadano extranjero agregue a un familiar para que obtenga la ciudadanía estadounidense”, agregó.
“El Departamento es muy consciente de los posibles fraudes de ciudadanía o de fraudes cuando piden beneficios de inmigración. Al igual que con todos los beneficios de ciudadanía e inmigración que examinamos, el Departamento aborda todas las preocupaciones sobre el fraude gracias a sus políticas”, dijo el Departamento de Estado a The Epoch Times.
Photo: © International Institute of Tropical Agriculture / Flickr

Comentarios

Deja una respuesta