Noticias

Cambiar de escuela: Tips para que no se depriman

publisher

Lucia

Si en este nuevo curso tu niña o niño ha cambiado de escuela por una mudanza u otra circunstancia, puede entristecerse al perder a sus amigos de la antigua clase y tener que hacer nuevas amistades. Estas son las propuestas de Faros para ayudarles a superarlo.
A continuación detallamos unos consejos para facilitar el proceso de cambio.
1.- Involucra al niño en la selección de escuela lo máximo posible Es buena idea que examinéis, junto con el niño o los niños, las distintas opciones a vuestro alcance e incluso visitar los centros escolares. En el caso que los colegios se encuentren en otra ciudad o país, y sea imposible ir antes, consigue información e imágenes en Internet para que tus hijos se puedan hacer una idea de adónde van a ir.
2.- Define tus prioridades como familia
¿La cercanía del colegio al hogar o empresa es condición indispensable?
¿Prefieres que vaya a un centro pequeño? ¿Escuela pública o privada?
Como padre o madre debes establecer unos criterios propios en el momento de escoger nueva escuela. El nivel académico o las instalaciones deportivas del centro son elementos a sopesar.
3.- Ayúdale a ver el cambio como una oportunidad Empezar en una escuela nueva puede ser una buena ocasión para que el niño pueda mostrarse tal como es, con libertad. Esto cobra especial importancia, sobre todo, si tu hijo es tímido o en su anterior colegio se le había etiquetado por su conducta.
4.- Prepárale para su primer día de clase Antes de que llegue el momento del estreno, recoge toda la información que consideres que puede ser de utilidad para tu hijo: qué material necesitará, cuánto cuesta el menú del comedor escolar, cuáles son los horarios de entrada y salida… Preparad juntos la mochila para asegurar que el primer día sea todo un éxito.
5.- No le dejes solo en su primer día
Entrar por primera vez en un lugar en el que no se conoce a nadie es una experiencia intimidante. Acompaña al niño y conoce a sus profesores y maestros. Puedes involucrarte uniéndote a la asociación de padres y madres.
6.- Anímale a participar en actividades extraescolares ¿Hay un equipo de baloncesto o fútbol en su escuela? ¿Se pueden tomar clases de teatro o de música? Entonces, ¡anímale a apuntarse!
Relacionarse fuera del horario escolar con sus nuevos compañeros le ayudará a integrarse de manera más rápida en la comunidad escolar.
7.- Subraya siempre lo positivo
Hazle notar que su nueva escuela tiene una biblioteca enorme y muy interesante, o lo rico y saludable que es el menú del comedor. Puede que al principio tu hijo sienta nostalgia del colegio donde iba antes, y es algo normal. Ayúdale a disfrutar el cambio.
8.- Apóyale en la búsqueda de nuevos amigos Ponle un par de snacks saludables en su mochila para que los pueda compartir con quien quiera en el recreo y hacer migas. Le ayudarás también si haces amistad con los padres de otros niños de clase o le animas a invitar a uno de sus compañeros a casa.
9.- Acepta el cambio con ganas
Padres e hijos debéis haceros miembros activos de la comunidad de la nueva escuela. Acude a todos los eventos y actividades con ilusión y entusiasmo. Esta actitud positiva ayudará a tu hijo a recuperar el sentido de pertenencia a un grupo, algo necesario para su buen desarrollo.
Photo: © Eden, Janine and Jim / Flickr

Comentarios

Deja una respuesta