Noticias

Autorrelajación para bebés

publisher

Lucia

En la web de la Academia Americana de Pediatría, la doctora Patti Ideran escribió sobre los métodos de autorrelajación para los pequeños de la casa.
En las conversaciones sobre ayudar a los bebés a que aprendan a quedarse dormidos por sí solos, es posible que escuche que se menciona mucho la “autorrelajación". A veces, el término se puede interpretar como que un padre haga que su bebé “llore hasta cansarse" o ignore sus llantos. Esto no es para nada cierto.
Dejar que los bebés aprendan estrategias calmantes les proporciona una habilidad importante para la vida. Dar el ejemplo y enseñar a los bebés buenas habilidades para afrontar situaciones desde el principio les ayuda a convertirse en niños felices y bien adaptados.
Secuencia de las técnicas de relajación
Enseñarle a su bebé a autorrelajarse implica una curva de aprendizaje tanto para usted como para él. Si su bebé está extremadamente irritable, por ejemplo, es posible que tenga hambre (y, por lo tanto, debe
alimentarlo) o que esté muy cansado (y, por lo tanto, debe tratar de ayudarlo a dormir). Si cree que su bebé siente dolor, debe ocuparse de eso.
Si descartó todas estas opciones y ya alimentó a su bebé y lo cambió, y su bebé está descansado pero fastidioso, entonces puede probar una secuencia de técnicas calmantes.
Con demasiada frecuencia, cuando su bebé está llorando (¡que puede parecer que es todo el tiempo!), es posible que tenga el instinto de alzarlo inmediatamente. En lugar de eso, la próxima vez, intente tomar tiempo y hacer cosas que le permitan conocer más a su bebé y saber qué necesita​. Pruebe cada técnica lentamente y haga una pausa para ver cómo reacciona su bebé: ambos aprenderán qué les resulta útil y qué no.
Qué técnicas puede​ probar
El orden de la secuencia es importante porque usted hará menos al principio al usar solamente su voz, y más al final, donde tendrá a su bebé en brazos y, posiblemente, lo alimentará. El objetivo es que su bebé se calme con menos intervención de su parte, y que usted deje de tener a su bebé en brazos todo el día, algo que sucede con frecuencia con los bebés fastidiosos.
Secuencia del método para CALMAR al bebé:
    Mire a su bebé y deje que él vea sus ojos.
    Mírelo y háblele.
    Ponga una mano sobre su estómago o pecho.
    Sostenga los brazos de su bebé juntos sobre su cuerpo o flexione sus piernas y llévelas hacia su estómago.
    Cambie la posición de su bebé haciéndolo rodar para que esté de costado.
    Alce a su bebé y sosténgalo en sus brazos o apóyelo sobre su hombro (¡pero todavía no se mueva!).
    Sostenga a su bebé y mézalo.
    Envuelva a su bebé en una manta y mézalo.
    Colóquele un chupete en la boca (o ayúdelo a que se lleve la mano o el pulgar a la boca para que la/lo succione). También puede probar esto en un momento anterior de la secuencia si a su bebé le gustan los chupetes.
    Aliméntelo si cree que esto será de ayuda.
Photo: © Picsea / Unsplash

Comentarios

Deja una respuesta