Noticias

¿Qué alimentos les hacen crecer más?

publisher

Lucia

La alimentación, saludable y equilibrada, es básica para el desarrollo de los niños, y debe ser rica en nutrientes, proteínas y vitanimas.
Semana nos explica por qué una buena dieta les puede hacer crecer.
Durante los primeros años, el organismo de un niño se encuentra en crecimiento y formación, por lo que es más vulnerable ante cualquier deficiencia nutricional, la cual puede afectar no solo su organismo, sino su desarrollo tanto físico como cerebral y mental.
Los problemas de desnutrición en los primeros años de vida pueden traer consecuencias graves y duraderas, impidiendo el desarrollo conductual y cognitivo, el rendimiento escolar y la salud reproductiva, entre otros aspectos.
El crecimiento de un menor depende en buena parte su alimentación diaria. “La dieta de todo niño debe aportar todas las vitaminas esenciales para cubrir sus necesidades de crecimiento”, indica un artículo del Centro Pediátrico del Crecimiento, de México, en su página web.
Normalmente, la estatura de un niño está determinada por la genética, sin embargo, unos malos hábitos o un déficit de alimentación pueden incidir en que el menor no alcance la altura adecuada, según un artículo del portal Guía Infantil, escrito por Alba Caraballo. Algunos de los alimentos que no deben faltar en la dieta de los pequeños para potenciar su crecimiento son los siguientes.
1. Lácteos: Estos productos son clave para el desarrollo de los huesos, ya que las proteínas que contiene son un macronutriente esencial para su formación. “En caso de algún tipo de intolerancia o elección de dieta vegana para los niños, se pueden encontrar fuentes de calcio en otros alimentos como, por ejemplo, el brócoli”, precisa la citada fuente.
2. Carnes: Las proteínas que aportan estos alimentos son fundamentales para el desarrollo del niño, especialmente las carnes rojas, dado que ayudan a formar tejido nuevo y estimulan la hormona del crecimiento.
3. Verduras: Un menor de edad debe ingerir entre dos y cuatro porciones de estos alimentos al día. Les aportan vitaminas y otros nutrientes claves para su desarrollo.
4. Frutas: Las frutas son ricas en fibra, vitaminas y minerales esenciales, por lo que el organismo obtiene la energía que necesita cada día. Según los expertos en nutrición, es de los alimentos más saludables que pueden comer los niños y también los adultos, por lo que no debe faltar en la dieta de los menores. Lo ideal es que las consuman frescas.
5. Pescado: Tanto el pescado blanco como el azul son importantes por las proteínas que contienen, indica una publicación del portal Con mis hijos. El azul, particularmente, tiene un alto contenido en ácidos grasos omega-3, un nutriente esencial para el buen funcionamiento de las conexiones neuronales. Los especialistas en nutrición recomiendan que al menos dos días a la semana, el menor consuma este alimento.
6. Legumbres: Estos alimentos son ricos en hierro, un mineral fundamental en la estimulación inmunológica, resistencia física y para prevenir la anemia. Según la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agriucltura (FAO), estos productos son buen complemento para que los lactantes y niños pequeños satisfagan sus necesidades diarias de energía, gracias a que aportan proteínas, minerales y vitaminas.
7. Frutos secos: Son fuente de energía para el cuerpo y además tienen propiedades antioxidantes, según Guía Infantil.
8. Agua: Beber suficiente agua es vital no solo para los niños sino también para los adultos. Para mantener una buena hidratación y que el cuerpo pueda realizar todas las funciones necesarias, como el crecimiento muscular, el niño debe ingerir este líquido de manera constante.
En general, la dieta de los niños debe contener porciones importantes de frutas y verduras, así como productos integrales. “Por otro lado, los niños necesitan comer alimentos con grasa, pero se debe tener en cuenta que se deben limitar aquellos que contienen grasas saturadas”, precisa la publicación de Guía Infantil. De igual forma, es importante limitar el consumo de azúcar y esto está muy relacionado con la reducción de bebidas azucaradas.
Por último, la alimentación saludable que el niño ingiera se debe acompañar de actividad física regular, pues esto les ayuda no solo a fortalecer su estructura ósea, sino también a evitar problemas de salud como el sobrepeso o la obesidad.
Photo: © Photo: © PXHere

Comentarios

Deja una respuesta