Noticias

Los suplementos dietéticos en la infancia

publisher

Lucia

Los llamados suplementos dietéticos, que no son medicamentos pero supuestamente ayudan a mantener o mejorar nuestra salud, también han llegado a la dieta infantil, a través de sus padres. La Administración de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos (FDA) no evalúa la efectividad ni la seguridad de estos suplementos antes de su comercialización, lo que plantea preocupaciones sobre la veracidad de las etiquetas de estos productos y su impacto en la salud, dice Infobae.

Un estudio reciente del gobierno descubrió que casi el 60% de los adultos toman vitaminas, minerales, aceite de pescado, cápsulas de hierbas, melatonina, probióticos y otros tipos de suplementos dietéticos. Aunque la mayoría de las personas tomaban sólo uno o dos suplementos -los productos más populares eran las multivitaminas y la vitamina D-, no era raro que dijeran que tomaban tres, cuatro o más suplementos a la vez.

Respecto de los niños conocemos por lo controversial el caso de la melatonina, pero ¿qué tenemos que tener en cuenta como padres?

Los suplementos dietéticos para niños han sido objeto de debate en la comunidad médica y entre los padres durante años. Estos productos, que pueden incluir vitaminas, minerales, hierbas u otros ingredientes, se utilizan a menudo con la intención de mejorar la salud y el bienestar de los niños. Sin embargo, su utilidad y seguridad han sido cuestionadas, y es importante considerar tanto los posibles beneficios como los riesgos asociados con su uso.

En primer lugar, los suplementos dietéticos pueden ser útiles para los niños que tienen deficiencias nutricionales específicas o que tienen necesidades dietéticas especiales debido a condiciones médicas. Por ejemplo, los niños con alergias alimentarias, restricciones dietéticas o problemas de absorción pueden beneficiarse de suplementos que les ayuden a obtener los nutrientes que necesitan para crecer y desarrollarse adecuadamente. Además, algunos niños pueden necesitar suplementos de ciertas vitaminas o minerales si no están recibiendo suficientes de su dieta regular.

Por otro lado, el uso innecesario o excesivo de suplementos dietéticos puede plantear riesgos para la salud de los niños. En primer lugar, algunos suplementos pueden contener ingredientes activos en concentraciones que son demasiado altas para los niños, lo que podría causar efectos secundarios adversos o intoxicación. Además, el uso indebido de suplementos podría interferir con la absorción de otros nutrientes, desequilibrar la dieta del niño o incluso enmascarar síntomas de condiciones médicas subyacentes que requieren atención profesional.

Otro aspecto importante a considerar es que los suplementos dietéticos no están regulados de la misma manera que los medicamentos recetados o de venta libre. Esto significa que la calidad, seguridad y eficacia de los productos pueden variar considerablemente entre diferentes marcas y fabricantes. Por lo tanto, es crucial que los padres investiguen y consulten con un profesional de la salud antes de administrar cualquier suplemento a sus hijos.

© SomosTV LLC-NC / Photo: © Bing IC

Comentarios

Deja una respuesta

NOTICIAS DESTACADAS